jueves, 26 de febrero de 2015

PUCHERO DE COL




Antes de que nos abandonen los fríos días de invierno os dejo un plato bien contundente. Aunque os puedo asegurar que mi abuela María nos lo plantó más de una vez en pleno mes de agosto con 40º a la sombra y había que comérselo sí o sí. No echarse una siesta después era pecado mortal.
Como cualquier guiso de esta categoría puedes echar más o menos ingredientes en función de vuestro gusto. Al igual que dejarlo más o  menos espeso. En esta ocasión salió más bien caldosito (a mí me gusta más así) pero todo es cuestión de ponerlo un rato más a hervir para que evapore el agua o echarle menos agua desde el principio.

INGREDIENTES:
- Media col (unos 750 gr)
- 200 gr de habichuelas blancas secas
- 1 pimiento rojo seco
- 1 patata
- 1 cucharadita de pimentón dulce
- 500 gr de costillas
- Un trozo de masa de jamón o de paletilla (300 gr)
- Un hueso de jamón
- Un trozo de tocino ibérico
- Una morcilla
- Sal gorda (para salar la carne)

Para acompañar: una surtido de encurtidos

ELABORACIÓN:

La noche antes ponemos las habichuelas en remojo y salaremos la carne, para ello le echaremos un par de puñados de sal gorda y la metemos en el frigorífico.

En la olla express ponemos el hueso de jamón previamente escaldado para quitarle la suciedad que pueda tener, añadimos las judías blancas y también la carne que habremos lavado un poco para quitar el exceso de sal, no pondremos sal en ningún momento porque con la que tiene la carne es más que suficiente. Cortamos la col en trozos pequeños y la echamos a la olla. Añadir también el trozo de tocino y el pimiento rojo. Cubrimos con agua y cerramos la olla express, lo tendremos una media hora desde que empiece a silbar, o el tiempo necesario que vuestra olla requiera para que las habichuelas queden tiernas.
Una vez haya dejado de echar vapor abrimos la olla y echamos la cucharadita de pimentón y la patata troceada, dejamos hervir alegremente hasta que la patata esté cocida y el caldo haya espesado un poco. Lo probamos por si  necesitara un poco más de sal.
Mi madre hace la morcilla aparte para no añadir más grasas al puchero pero si no tienes problemas con las grasas échala a la olla para que se cueza.
Servir primero la col y las habichuelas acompañadas de unos encurtidos, si alguno es picante mejor.
Después servir la pringá con un buen trozo de pan para mojetear.........¡buen provecho!


martes, 24 de febrero de 2015

TARTA DE CHOCOLATE (PSEUDO-SACHER)




Ya está bien de tener este blog abandonado. Ahora que mis niñas han crecido un poco y me dejan un respiro, retomo el blog para llenarlo de ricas recetas. Al fin y al cabo esta recopilación la hago por ellas, para que tengan el recetario familiar y conozcan algún que otro de mis recuerdos.
Y creo que el nuevo comienzo lo debemos hacer con una tentación en toda regla, ¿a quién no le gusta un trozo de tarta de chocolate?
La tarta Sacher aunque está riquísima a mí me resulta un poco sequerona (o será que no he probado la receta apropiada), así que yo la he adaptado a mi gusto y por eso la llamo "Pseudo-sacher".
Espero que os guste.

INGREDIENTES:
Para el bizcocho:
- 3 huevos
- 200 gr de azúcar
- 100 gr de harina
- 100 gr de chocolate de repostería
- 100 gr de mantequilla
- 1 yogur natural
- 1 sobre de levadura Royal
- Una pizca de sal

Para el relleno:
- Mermelada de albaricoque, aunque también queda riquísima con mermelada de frambuesa o fresa.

Para calar el bizcocho:
- Un vaso de leche
- Un chorrito de brandy (al gusto). Si lo van a tomar niños lo ponemos en un cazo al fuego y esperamos a que el alcohol se evapore.

Para la ganache de chocolate:
- 200 gr de chocolate negro 70% (aunque también vale uno de repostería normal)
- 200 ml de nata de montar

ELABORACIÓN:
Batimos con unas varillas eléctricas u otro aparato los huevos con el azúcar hasta que estén muy espumosos.
Derretimos el chocolate con la mantequilla (yo lo hago en el microondas aunque también lo puedes hacer al baño maría) y lo añadimos a los huevos y el azúcar, mezclamos.
A continuación agregamos el yogur y mezclamos de nuevo.
Tamizamos la harina junto con la levadura y la sal sobre nuestra mezcla y movemos con cuidado para que todo quede integrado.
Engrasamos un molde (el mío es de 26 cm) y vertemos la masa. Para que no se nos pegue al desmoldar yo le pongo papel de hornear en el fondo. 
Lo metemos en el horno precalentado a 180º durante media hora aproximadamente. Como siempre pinchamos para asegurarnos de que esté bien hecho. Para ello la aguja con la que pinchemos ha de salir limpia.
Una vez horneado el bizcocho lo dejamos enfriar.

Cuando el bizcocho esté frío lo cortamos por la mitad. Calamos un poco el bizcocho con la leche mezclada con el chorrito de brandy. Ponemos una generosa capa de mermelada de albaricoque y cubrimos con la otra capa de bizcocho. Volvemos a calar un poco esta capa de bizcocho.

Para cubrirlo hacemos una ganache de chocolate. Calentamos la nata en el microondas hasta que esté a punto de hervir y echamos el chocolate troceado. Mezclamos con cuidado y paciencia porque al principio parece que se nos ha cortado pero luego se vuelve todo homogéneo. Esperamos a que se enfríe un poco nuestra ganache y adquiera un poco de consistencia. Entonces cubriremos el bizcocho con ella.
Lo podemos adornar con unas perlitas, con trocitos de almendra, con bolitas de chocolate de colores, con fideos de chocolate,....
Advertencia: para mi gusto esta tarta gana con los días, lo que es una ventaja si queréis prepararla con antelación.