jueves, 5 de abril de 2012

LECHE FRITA



Esta leche frita ha caído esta tarde, me he dicho: publícala pronto que si no la vas dejando y llega el verano sin ponerla.
Pues eso, que llevaba yo unos días pensando en la leche frita. La receta de mi madre no me vale porque unas veces le sale bien y otras demasiado blanda así que me he puesto a buscar por internet. Lo que no quería era arriesgarme a que saliera poco consistente así que esta es la receta que he hecho. Los argumentos de su autora me han convencido y efectivamente sale durita, fácil de manejar y muy rica. Se trata del blog "Cocina con Ana" 

INGREDIENTES:
En el blog de Ana pone para 1 litro de leche pero yo he hecho medio litro, así no pecamos en exceso (ya que estamos en Semana Santa...)

- 1/2 litro de leche entera
- 75 gr de azúcar
- 75 gr de maicena
- Cáscara de naranja y limón (procurando que no salga parte blanca para que no amargue)
- Un trozo de canela en rama
- Harina para rebozar
- 1 huevo
- Aceite de oliva
- 1 vasito de azúcar
- 1 cucharita de canela en polvo

ELABORACIÓN:

En un cazo ponemos a calentar 400 ml de leche con la canela en rama y la cáscara de limón y naranja. En los 100 ml que nos quedan vamos a diluir la maicena.
Cuando empiece a hervir apartamos y la colamos para deshacernos de la canela y las cáscaras.
Ponemos a calentar otra vez la leche agregándole ahora el azúcar. Cuando empiece a hervir añadimos la maicena disuelta y movemos con unas varillas para evitar que se nos pegue y haga grumos.
Veremos como va espesando y en cuanto empiece a hervir apartamos, seguimos moviendo un poco. Volcamos sobre una fuente untada con un poco de aceite. Deberá quedarnos como de 2 cm de espesor. Distribuimos lo más uniformemente posible y dejamos enfriar.

Una vez fría cortamos en cuadrados, pasamos primero por harina, luego por huevo batido y freímos. Dejamos escurrir sobre un papel para quitar el exceso de aceite.
Mezclamos el azúcar con la canela y rebozamos la leche frita en esta mezcla.
¡Lista para comer! Cuando todavía están templadas están para chuparse los dedos.

6 comentarios:

  1. Me alegro de que te haya gustado, si lo deseas puedes hacerla un poco más blanda, solo tienes que restar un poco de harina, yo hice dos litros hace unos días para una comida familiar y se la zamparon enteraaa! menos mal que hice la cata antes de ofrecerla, que si no ni la pruebo, jeje

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, pues ya se ha acabado la leche frita, no nos hemos podido resistir Maria José y yo y nos la hemos acabado toda, ha salido muy buena y en su punto de consistente, lo suficiente para freirla y tierna al comer, eso gracias a tu consejo de poner solo 60 gramos de maicena

    ResponderEliminar
  3. Ana, pues si que nos ha gustado. Otra vez la probaré con un poco menos de harina aunque mi cuñado se ha adelantado y dice que con 60 gr de maicena salen geniales.

    Antonio y Mª José, pues si os ha gustado a repetirla, que hay que depurar la técnica.

    ResponderEliminar
  4. Ohhh qué buena pinta. Yo ya he pecado suficiente este año con las torrijas y las gachas. El año que viene más.

    Supongo que no te habrá quedado ninguna verdad?

    Las recetas de Ana nunca fallan. Un besote.

    ResponderEliminar
  5. Jejeje.....creo que ya no queda ninguna, cayeron enseguida. Además como hice pocas supieron a gloria.
    Yo también llevo una Semana Santa de pecado, ahora después tocan las torrijas y el resto de platos los iré poniendo poco a poco.

    ResponderEliminar
  6. Vaya Semana Santa!! No me he privado de nada y todo gracias a mi querida hermana que hace todo exquisito.

    ResponderEliminar