lunes, 10 de julio de 2017

ENSALADA DE QUINOA Y COLIFLOR


Sin duda el verano y el calor nos piden ensaladitas y a poder ser variadas para no aburrirnos siempre de las mismas. Yo he descubierto hace poco la quinoa y la verdad es que da mucho juego, además de ser muy nutritiva. 
Esta ensalada la vi en el libro de Isasaweis "Cocina sana para disfrutar", es prácticamente igual a la del libro salvo que a mí me gusta ponerle también coliflor. Y por cierto, si os gustan los libros de cocina lo recomiendo 100%, tiene unas recetas de lo más interesantes.

INGREDIENTES:

- Un vasito de quinoa (unos 150 gr)
- Un vasito de agua
- 1/4 de coliflor cocida o al vapor
- Tomatitos cherry
- Un aguacate
- Un puñado de anacardos
- Aceitunas negras
- 1 huevo cocido
- Aceite de oliva
- Sal
- Pimienta molida
- Vinagre o limón según el gusto

ELABORACIÓN:

Cocer la quinoa según las instrucciones del fabricante. Algunas vienen sin lavar y hay que lavarla para quitarle una sustancia que tóxica y que puede amargar, aunque normalmente todas las que comercializan vienen lavadas.
Por lo general, hay que ponerlas en el doble de agua y dejarlas unos 20 minutos cociendo, en ese tiempo habrá consumido todo el líquido.

Si nuestros anacardos son sin tostar los ponemos en una sartén y los tostamos un poco.

Cuando la quinoa esté fría la ponemos en una ensaladera y le echamos el aguacate troceado, los tomates cherry abiertos por la mitad, las aceitunas negras, la coliflor cocida y el huevo cocido troceado.
Lo aliñamos con una vinagreta hecha con aceite de oliva, sal, pimienta molida y vinagre o zumo de limón, como más nos guste.


martes, 4 de julio de 2017

BOCADITOS DE NATA



De pequeña me encantaba la nata, siempre pedía helado de nata, me encantaban las fresas con nata y mi dulce favorito eran las bambas de nata y por supuesto me chiflaban estos bocaditos de nata. Hace poco tuve un antojo irrefrenable de hacerlos y no sabéis cuanto disfruté comiéndolos, no sé cuantas veces repetí " ummm......que buenos están". 
Son un poco trabajosillos pero merece la pena hacerlos. La receta es de "Atrapada en mi cocina" y si queréis unos consejos muy interesantes para que os salgan perfectos podéis leerlos en "Webos Fritos".

INGREDIENTES:

- 130 gr de agua
- 120 gr de leche
- 100 gr de mantequilla
- 5 gr de azúcar
- Una pizca de sal
- 100 gr de harina de repostería
- 4 huevos medianos ó 3 grandes

Para el relleno:
- 400 ml de nata para montar
- 100 gr de azúcar
- 1 sobrecito de azúcar avainillado (opcional)

Para decorar:
- Azúcar glass


ELABORACIÓN:

En un cazo ponemos el agua, la leche, la mantequilla, la sal y el azúcar. Mezclamos con unas varillas y cuando hierva apartamos. Entonces echaremos de golpe la harina tamizada y removemos, volvemos a poner al fuego un par de minutos sin dejar de remover. 
Retiramos del fuego y vamos echando los huevos de uno en uno y mezclando hasta que la masa quede homogenea. No echar el huevo siguiente hasta que no veamos que el huevo ha quedado totalmente integrado en la masa.
Echamos la masa en una manga pastelera. Ponemos papel de hornear sobre una bandeja de horno y vamos haciendo bolitas. Dejamos espacio entre unas y otras porque cuando se hagan aumentarán de tamaño.

Metemos en el horno precalentado a 180º unos 30-40 minutos. Cuando estén hechos, en vez de sacarlos, abrimos un poco el horno y dejamos un par de minutos más. Ésto lo hacemos para que salga el vapor que hay acumulado dentro del horno y quede la masa lo más seca posible.
Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Mientras tanto montamos la nata. Ponemos la nata bien fría en un bol con el azúcar y con ayuda de unas varillas eléctricas la montamos. La echaremos dentro de una manga pastelera.
Con un cuchillo de sierra hacemos un corte a los bocaditos, introducimos en el hueco la punta de la manga pastelera con la nata y rellenamos.
Por último espolvoreamos con azúcar glass y listos para servir. 
Los podéis hacer más grandes, más pequeños, de bocado, alargados... 
¡Ya veréis que cosa más rica!.

martes, 9 de mayo de 2017

COSTILLAS A LA BARBACOA



Estas costillas tenéis que hacerlas sí o sí, tienen un sabor riquísimo, salen supertiernas y son muy fáciles de hacer. Podemos acompañarlas de patatas fritas o asadas. Si queremos hacer algo más ligero acompañarlas, como hice yo en esta ocasión, con una coleslaw.
Las especias son un poco al gusto, si no os gusta alguna eliminadla o poner más de alguna cosa que de otra. Id probando hasta que encontréis vuestra combinación favorita. Seguro que de todas las maneras estarán ricas porque es una carne muy agradecida y admite multitud de combinaciones.

INGREDIENTES:

- Un costillar de cerdo que pese sobre 1k o 1,5
- 3 dientes de ajo
- Una cucharadita de semillas de cilantro
- Una cucharadita de comino
- Una cucharadita de pimentón
- Pimienta negra molida al gusto
- 1 cucharada sopera de miel
- 1 chorro de ketchup, como 2 cucharadas
- 1 chorrito de vinagre
- Un buen chorro de salsa de soja
- 1 vasito de vino blanco 
- 1  poquito de aceite de oliva

ELABORACIÓN:

En primer lugar hacemos la marinada. Para ello machacamos en un mortero las semillas de cilantro y comino, reservamos. 
A continuación, machacamos los ajos con un poco de sal para hacerlo más fácilmente. Cuidado con la sal porque luego pondremos salsa de soja y ya aportará salado al plato.
Echamos en el mortero el cilantro y comino que habíamos reservado y el resto de ingredientes.
Removemos para que se mezclen todo bien.
Cubrimos el costillar con la marinada y nos aseguramos de que todo quede bien impregnado. Tapamos y guardamos en el frigorífico al menos un par de horas, aunque lo ideal es hacerlo de víspera. Si queremos podemos dar la vuelta al costillar para que coja bien el sabor por todos lados.
Precalentamos el horno a 180º.
Ponemos sobre una bandeja de horno el costillar junto a la marinada. Tapamos con papel de aluminio sellando bien los bordes para que no se escape el vapor y metemos en el horno sobre 1,5 horas a 2 horas.
Si las costillas que habéis comprado son más gruesas comprobar que estén blandas antes de ponerlas a dorar, si lo necesitan dejamos más rato.
Después lo sacamos, quitamos el aluminio, subimos el horno a 200º y dejamos las costillas hasta que estén tostaditas, le damos la vuelta para que se doren por ambas partes. 
¡Os vais a chupar los dedos!


miércoles, 3 de mayo de 2017

COLESLAW (VERSIÓN LIGERA)


La coleslaw es una ensalada anglosajona de col con zanahoria y manzana, hay multitud de versiones así que hoy os pongo la mía. Es ligera porque utilizo yogur para la vinagreta en vez de mayonesa y crème fraîche, que es lo que normalmente se utiliza. Si queréis hacer la versión normal yo hago la receta de Mercado de Calabajío que sale buenísima, de hecho, la receta que yo os propongo es una variación de esa.


INGREDIENTES:

- 1/2 col, también podéis utilizar col china
- 1 zanahoria rallada
- 1/2 cebolleta
- 1 manzana tipo Golden o de las más ácidas, la que más nos guste
- 2 yogures naturales sin azúcar
- 1 cucharada de mostaza 
- 1 cucharadita de azúcar
- sal
- una pizca de pimienta negra molida
- un chorrito de aceite de oliva
- un chorrito de vinagre 


ELABORACIÓN:

Picamos finamente la col en juliana, así como la cebolleta  y la manzana.
Pelamos la zanahoria y la rallamos o si queremos también la podemos picar en juliana fina.
En una ensaladera ponemos la col, la cebolleta, la manzana y la zanahoria.
Preparamos la vinagreta mezclando los yogures, la mostaza, el azúcar, la sal, la pimienta, el aceite y el vinagre. Echamos sobre la verdura y removemos.
Dejamos reposar al menos un par de horas y ya la tenemos lista para acompañar a lo que queramos. 

jueves, 27 de abril de 2017

CARNE EN ADOBO


Esta es una receta de las de toda la vida. Antes, cuando no había frigoríficos y la gente hacía su propia matanza, conservaba de esta manera la carne para que durara una gran temporada. Además de ser un método de conservación lo cierto es que queda riquísima. A mí me gusta así, tal cual, calentándola un poco en la sartén pero puede ser la base para otros muchos platos. Mi madre siempre la utiliza para hacer una cazuela de adobo, que no es más que una cazuela de fideos con esta carne. Otro día pondré la receta.


INGREDIENTES:

- 1'5 kg de costillas o lomo de cerdo o las dos cosas
- 3 dientes de ajo
- 1 cucharada sopera de orégano
- 1 cucharada sopera de matalahúva
- 1/2 cucharada sopera de comino en grano
- 1 cucharada sopera de pimentón
- 1 cucharada sopera de granos de pimienta
- Sal
- Un buen chorro de vinagre
- Aceite de oliva
Estas cantidades son aproximadas, según el gusto de cada uno podemos poner más o menos de cualquier especia o incluso quitar alguna si no es de nuestro agrado. El vinagre también es un poco al gusto dependiendo de si el adobo nos gusta más o menos fuerte, a mí me gusta fuertecito.

ELABORACIÓN:

En una fiambrera amplia y con tapadera hacemos el adobo, ponemos un poco de agua y echamos todas las especias, la sal y el vinagre. Removemos y metemos la carne dentro. El agua debe llegar como a mitad de la carne, no es necesario que la cubra por completo.
Metemos la fiambrera bien tapada en el frigorífico durante 48 horas aproximadamente. De vez en cuando movemos la carne para que coja el sabor por igual.
Transcurrido ese tiempo sacamos la carne del adobo y escurrimos lo máximo posible.
Ponemos a calentar una sartén y echamos la carne sin nada de aceite.
Empezará a soltar agua que desecharemos. Cuando ya no suelte agua cubrimos con aceite de oliva y sofreímos un poco.
Una vez fría la guardamos en una fiambrera asegurándonos de que la carne quede sumergida en el aceite. La metemos en el frigorífico y ya la tenemos lista para usar cuando queramos. Así aguanta bastante tiempo si es que no os la coméis antes.
Cuando nos apetezca sólo hay que ponerla en una sartén y dorarla un poco más o simplemente calentarla.

lunes, 10 de abril de 2017

ALCACHOFAS SALTEADAS


De pequeña odiaba las alcachofas, no había nada que me diera más repelús que encontrarme una hoja suelta de alcachofa por el estofado, la cazuela o cualquier plato que hiciera mi madre con ellas. Por suerte, los gustos cambian y ahora me chiflan así que hay que aprovechar la temporada de esta verdura para sacar el máximo partido de ella.

INGREDIENTES:

- 1 kilo de alcachofas
- 100 gr de jamón
- 1 cebolla
- 2 dientes de ajo
- una cucharadita de harina
- un vaso de vino blanco
- dos vasos de agua
- una cucharada rasa de harina
- limón para que no ennegrezcan
- aceite de oliva
- sal

ELABORACIÓN:

Limpiamos las alcachofas de sus hojas más duras y las ponemos en un cuenco con agua y zumo de limón para que no ennegrezcan.
Picamos la cebolla y los ajos.
Yo hago las alcachofas en la olla express por rapidez pero las podéis hacer en una olla normal.
Echamos un poco de aceite a la olla y sofreímos la cebolla y el ajo. Picamos el jamón a cuadritos y lo sofreímos también.
A continuación, ponemos una cucharada de harina y doramos un poco. Agregamos el vino y el agua, echamos las alcachofas y un poco de sal.
Cerramos la olla y contamos 15 minutos desde que empiece la válvula a silbar. Destapamos la olla y si vemos que nos queda mucho caldo las dejamos hirviendo un poco más hasta que la salsa adquiera la consistencia que más nos guste.
Si lo hacéis en una olla normal las dejáis hirviendo hasta que estén tiernas, si vemos que se evapora el agua agregaremos una poca para que no se queden muy secas, nos tiene que quedar una salsa espesita.
Servimos acompañadas de un buen trozo de pan porque esa salsa pide mojar pan.

domingo, 12 de marzo de 2017

CALDILLO DE PINTARROJA




Antes de vivir en Málaga ni siquiera sabía que existía un pescado llamado pintarroja. ¡Bendito descubrimiento!. Y digo bendito descubrimiento porque mis niñas se comen encantadas esta sopa y eso, para una madre de niñas un tanto "delicaditas", no tiene precio. Eso si, a ellas les echo unos fideos para que se la coman mejor.

INGREDIENTES:

- Un par de pintarrojas (unos 500 gr) hechas trozos
- Un tomate hermoso y maduro
- Una cebolla mediana
- 3 dientes de ajo
- Un buen puñado de almendras
- Un par de rebanadas de pan
- Unas hebras de azafrán
- Una hojita de laurel
- Una guindilla si os gusta que pique un poquito, esto es opcional
- Una cucharadita de cúrcuma, si no tenéis y os gusta que el caldo quede de color amarillo podéis utilizar colorante aunque la cúrcuma es una especie que da mucho color y encima tiene muchas propiedades. Además tiene un sabor muy sutil que no enmascarará el resto de sabores.
- Sal
- Aceite de oliva

ELABORACIÓN

Lavamos la pintarroja y la ponemos en una olla con agua (unos 2 litros) y un poco de sal.
Echamos la hoja de laurel, el tomate y la cebolla enteros y llevamos a ebullición. Dejamos hirviendo unos 20 minutos y mientras tanto iremos desespumando las impurezas que va soltando la pintarroja.
Al cabo de este tiempo sacamos el tomate y la cebolla. Retiraremos la piel del tomate.

En una sartén ponemos a freír los ajos enteros junto a las almendras, cuando hayan cogido color los ponemos en el vaso de la batidora. Freímos también las rebanadas de pan y echamos junto los ajos y las almendras. Ponemos en el vaso el tomate, la cebolla y unas hebras de azafrán (y la guindilla si queremos que pique un poquito). Batimos todo, si está muy espeso podemos añadir un poco del agua de cocción de la pintarroja. Vertemos en la olla con la pintarroja y dejamos hervir unos minutos. Rectificamos de sal.
Servir bien caliente y a quién le guste puede echar unas gotitas de limón.
También es muy usual poner una ramita de hierbabuena, en esta ocasión yo no tenía y le eché un poco de perejil picado.