domingo, 31 de mayo de 2020

HABICHUELAS VERDES CON SALSA DE TOMATE


Hoy os propongo otra forma de comer habichuelas que no sean simplemente hervidas o en ensalada. Esta receta es ideal para los que nos les gustan mucho las habichuelas porque quedan supersabrosas con el toque de tomate y jamón. Ahora que viene el calor, apetecen platos más ligeros y este es ideal.

INGREDIENTES:

- 500 gr de habichuelas verdes
- Una cebolla
- Un par de ajos
- 100 gr de jamón hecho taquitos
- 1 lata de tomate triturado pequeña
- 3 huevos cocidos
- Aceite de oliva
- Sal

ELABORACIÓN:

Cortamos las puntas de las habichuelas y les quitamos las hebras de los laterales si vemos que son muy bastas. Las troceamos como más nos gusten y las lavamos con abundante agua.
A mi me gusta cocerlas al vapor pero también puedes hacerlas cocidas en agua. Pero si lo haces así y tiras el agua desperdiciarás un montón de nutrientes muy interesantes. Por eso te recomiendo que te compres una cesta para cocer al vapor, una vez que la tengas no volverás a hervir las verduras. Además, así conservan mucho mejor su sabor.
En una sartén o en una tartera ponemos un poco de aceite en el fondo y sofreímos muy bien la cebolla y los ajos troceados.
A continuación, rehogamos los taquitos de jamón. Después agregamos el tomate triturado y dejamos que se fría todo. Probamos para rectificar de sal. 
Una vez hecho le echamos las habichuelas cocidas, removemos y dejamos hacer un par de minutos para que se integren los sabores.
Por último, ponemos por encima los huevos cocidos troceados. 
¡Listo para servir!, acompañad de un buen trozo de pan porque la salsa pide mojeteo.

domingo, 24 de mayo de 2020

MAGDALENAS DE CHOCOLATE




Vamos a darnos un capricho para el desayuno o la merienda. Mi hija pequeña es adicta al chocolate así que estas magdalenas las hice especialmente para ella, aunque el resto de la familia no le hacemos ascos...jeje.
Por si no lo sabéis, para que salgan con un buen copete tenemos que tener en cuenta varias cosillas. En primer lugar, que la masa de la magdalena esté bien fría antes de meterla en el horno. Que el horno tenga una temperatura elevada. Y por último, meter las capsulas de papel dentro de un molde rígido.

INGREDIENTES:

- 200 gr de harina
- 70 gr de cacao puro
- 10 gr de levadura en polvo
- 125 gr de azúcar 
- 3 huevos
- 50 ml de leche
- 100 ml de aceite de oliva virgen extra
- Pepitas de chocolate para poner por encima

ELABORACIÓN:

Ponemos en un bol los huevos con el azúcar y con ayuda de unas varillas eléctricas (si no tenemos lo hacemos a mano) batimos hasta que queden muy espumosos.
A continuación, echamos la leche y el aceite y seguimos batiendo. Por último, agregamos la harina tamizada junto la levadura y el cacao. Batimos un poco más hasta que todo quede bien integrado.
Metemos el bol en el frigorífico al menos durante media hora.
Precalentamos el horno a 230º. Mientras se calienta distribuimos la masa en los moldes de las magdalenas llenándolos unas 3/4 partes. Luego ponemos por encima unas cuantas pepitas de chocolate.
Metemos las magdalenas en el horno, lo bajamos a 200º y las dejamos unos 15 minutos.
Sacamos y cuando se enfríen un poco las ponemos sobre una rejilla para que acaben de enfriar.
Con esta receta salen unas 14 magdalenas. Si no os las coméis pronto (cosa que dudo) podéis congelarlas, así siempre tendrás a mano para cuando el cuerpo te pida algo dulce. O simplemente guardarlas en una caja metálica para evitar que se endurezcan.



sábado, 16 de mayo de 2020

ARROZ DE COLIFLOR CON SETAS, BONIATO Y SALSA DE YOGUR


¿Quién ha dicho que las verduras son aburridas? Hoy os propongo ésta idea de arroz de coliflor pero luego podéis cambiarla añadiendo otras especias al arroz, acompañarlo por las verduras que más os gusten o las que estén de temporada, cambiar la salsa.....Os va a dar mucho juego si sois amantes de las verduras. Id buscando verduras de distintos colores para hacerla más apetecible. Lo podéis finalizar espolvoreando unas hierbas frescas picadas (cilantro, perejil, menta....) y unos frutos secos (láminas de almendra, trocitos de avellanas, piñones....). Os va a sorprender lo rico que está.

INGREDIENTES:

Para el arroz de coliflor:
- Media coliflor
- Un trocito de jengibre, como 1 ó 2 cm
- Un ajo
- Medio limón
- Una cucharadita de curry
- Unos garbanzos cocidos (3 ó 4 cucharadas)

Resto de verduras:
- 1 boniato pequeño (también lo podéis hacer con calabaza)
- 4 ó 5 setas shitake (o cualquier otra seta o champiñones)
- 4 ó 5 arbolitos de brócoli al vapor (lo podéis cambiar por espárragos, judías verdes,..)
- Pimentón
- Salsa de soja

Salsa de yogur:
En este caso la he hecho con tahini pero si no tienes la puedes hacer sólo de yogur.
- 1 yogur natural
- Una cucharadita de tahini
- Sal
- Pimienta
- Zumo de limón
- Aceite de oliva

ELABORACIÓN:

Pelamos el boniato, lo troceamos en cuadrados y lo ponemos en una fuente de pirex (que sea con tapa). Le ponemos un poco de pimentón (puedes cambiarlo por curry o ras el hanout), sal y un chorrito de aceite. Removemos para que todo quede impregnado, ponemos la tapa de la fuente y lo metemos en el microondas unos 5 minutos, hasta que quede blando. Reservamos.

Para hacer el arroz de coliflor, lavamos la coliflor, separamos los arbolitos y con ayuda de un procesador de alimentos la troceamos hasta que quede en trozos pequeñitos. Si no tenemos procesador de alimentos la podemos rallar con un rallador de toda la vida.
En una sartén o wok ponemos un poco de aceite y doramos el ajo y el jengibre muy picaditos (a mí me gusta rallarlos). A continuación ponemos la coliflor troceada, salpimentamos y vamos removiendo. Aderezamos con el curry y el zumo de limón, removemos de vez en cuando y la dejamos hacer unos minutos, poco porque se hace enseguida. Por último agregar los garbanzos.

En otra sartén ponemos un poco de aceite y salteamos la setas, cuando casi estén echas echamos los trocitos de brócoli y por último un chorrito de salsa de soja.

Por otro lado, en un cuenco mezclamos todos los ingredientes de la salsa de yogur.

Ahora sólo tenemos que montar el plato, ponemos en el fondo una  base de arroz de coliflor, por encima disponemos el boniato al pimentón y el brócoli con las setas. Terminamos con un poco de salsa, hierbas frescas picadas y algún fruto seco, yo no le he puesto porque no tenía en casa pero me encanta con cilantro.

viernes, 8 de mayo de 2020

SOLOMILLO DE CERDO CON SALSA DE MANZANA



Quien tiene niños o niñas que son delicados para comer estarán de acuerdo conmigo en el estado de máxima felicidad que una madre-cocinera alcanza cuando sus pupilas dicen: ¡¡Mami esto está riquísimo!!. Y tú, con una sonrisa de oreja a oreja, te anotas un tanto en la lista de "Recetas que nunca fallan". 
Pues esto es lo que pasa cuando hago este solomillo y lo mejor de todo es que es supersencillo de hacer.

INGREDIENTES:

- Un solomillo de cerdo
- 1 cebolla pequeña
- 2 dientes de ajo
- Una manzana golden pequeña
- Un vasito de vino Pedro Ximénez
- Un vasito de vino fino Montilla-Moriles
- Sal
- Pimienta
- Una hoja de laurel
- Aceite de oliva

ELABORACIÓN:

Si el solomillo no está muy limpio quitamos el exceso de grasa que tenga y salpimentamos.
En una cacerola ponemos un chorrito de aceite y sellamos el solomillo. Sacamos y reservamos.
En ese aceite echamos la cebolla troceada y los ajos y sofreímos. La cebolla tendrá que adquirir un color dorado, así potenciará más su sabor. Después agregamos la manzana troceada y dejamos que se ablande un poco.
A continuación, volvemos a poner el solomillo en la cacerola y regamos con los vinos. Echamos un par de vasitos de agua y la hoja de laurel.
Dejamos cociendo a fuego medio unos 20 minutos.
Sacamos el solomillo de la salsa y dejamos enfriar para que nos cueste menos trabajo cortarlo en medallones.
Mientras tanto retiramos la hoja de laurel y batimos la salsa para que nos quede bien fina, volvemos a poner al fuego hasta que adquiera la consistencia que nos guste, más o menos espesa.
Metemos los medallones de solomillo y los calentamos con la salsa antes de servir.
Para acompañar podemos poner unas patatas fritas, al horno o arroz basmati.

domingo, 3 de mayo de 2020

BROWNIE DE REMOLACHA


Me encanta hacer ensaladas con remolacha y naranja pero a veces los paquetes de remolacha cocida son muy grandes y en alguna ocasión, con todo el dolor de mi alma, he tenido que tirar alguna porque se me había puesto mala. Estos días tenía abierto un paquete y me negaba a que se me echaran a perder, recordé haber visto recetas de brownie con remolacha así que me lancé a buscar alguna. Mi intención era hacerla lo más sana posible, ya que vamos a pecar que al menos el remordimiento sea menor.
Os tengo que decir que este brownie sale superjugoso y para nada se le nota el sabor a remolacha. Creo que de un día para otro gana en sabor....si es que llega....jeje.

INGREDIENTES:

- 300 gr de remolacha cocida
- 200 gr de chocolate al 70%
- 180 de aceite de coco (en la receta original mantequilla)
- 3 huevos
- 180 gr de azúcar integral de caña o de panela
- 60 gr de harina de avena (en la receta original harina de trigo)
- 30 gr de cacao puro en polvo
- 1/2 cucharadita de levadura de repostería
- Una pizca de sal

ELABORACIÓN:

Picamos la remolacha en un robot de cocina o bien la rallamos a mano, si lo haces así ponte unos guantes porque si no parecerá que acabas de venir de asesinar a alguien...jeje.
Batimos los huevos con el azúcar hasta que estén espumosos.
Por otro lado derretimos el chocolate en el microondas a pequeños intervalos de tiempo y removiendo cada vez. Si lo hacemos del tirón puede que quememos el chocolate. Después le agregamos el aceite de coco que también tendrá que quedar derretido.
Mezclamos la harina con la sal y la levadura.
Añadimos la mezcla de chocolate y aceite de coco a los huevos y el azúcar. Después la remolacha rallada, y por último la harina con la levadura. Removemos hasta obtener una mezcla homogénea.
Echamos la mezcla en un molde que habremos engrasado para que no se nos pegue al desmoldar. Yo también le pongo papel de horno en el fondo del molde.
Metemos en el horno previamente calentado a 175º con la función ventilador si la tiene nuestro horno, si no calor arriba y abajo, durante 35 minutos aproximadamente. 
Dejar enfriar y...¡a comer!, aunque ya os digo, de un día para otro gana en sabor. 
Si no os lo vais a comer pronto es mejor guardarlo en el frigorífico porque como queda muy jugoso se nos puede echar a perder pronto.

domingo, 26 de abril de 2020

ALBÓNDIGAS CON SALSA DE ALMENDRAS


Esta receta la he hecho con thermomix porque me resulta muy cómodo hacer las albóndigas mientras se hace la salsa y además al hacerlas al vapor quedan mucho más ligeras. Pero podéis hacerlas de manera tradicional friendo las albóndigas y luego echándolas en la salsa. Ya os puse la versión de salsa de tomate y quedaba esta otra salsa que a mis niñas también les encanta. 
Para acompañarlas he puesto unas patatas en microondas aderezadas con un poco de tomillo, quedan muy ricas con todas las hierbas o especias que les quieras poner e incluso sólo con aceite y sal. Se hacen en un momento y al hacerse con poco aceite quedan muy ligeras, es una alternativa a las patatas fritas de toda la vida.

INGREDIENTES:

Albóndigas:
- 750 gr de carne picada mitad ternera mitad cerdo
- 3 huevos
- 4 cucharadas de pan rallado
- Media cucharadita de ajo en polvo
- Media cucharadita de cebolla en polvo
- Sal
- Pimienta
- Nuez moscada
- 100 ml de leche

Salsa:
- 60 gr de almendras con piel
- 50 gr de aceite de oliva
- 400 gr de cebolla
- 5 dientes de ajos
- Un trozo de pimiento rojo seco
- 2 rebanadas de pan
- 100 ml de vino blanco
- 1 hoja de laurel
- Una pizca de cúrcuma
- Unas hebras de azafrán
- Sal
- 800 gr de agua

Para acompañar:
- 2 patatas medianas
- sal
- aceite de oliva
- tomillo, orégano, pimienta, romero, lo que más os guste

ELABORACIÓN:

Mezclar la carne con el resto de los ingredientes de las albóndigas y dejar macerar mientras hacemos las siguientes preparaciones.

En una sartén con un poco de aceite freímos las almendras y los ajos, cuando estén dorados los retiramos y freímos la rebanada de pan, reservamos. 

Ponemos en el vaso de la thermomix la cebolla y la troceamos 3 seg, velocidad 5. Bajamos los restos de las paredes, le echamos el pimiento rojo seco y añadimos el aceite, sofreímos 10 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.
Después agregamos los ajos, almendras y pan y trituramos 3 seg, velocidad 5. Bajamos los restos de las paredes.
Incorporar el vino, agua, azafrán, hebras de azafrán, cúrcuma, hoja de laurel y sal.

Pincelamos con aceite la bandeja de la Varoma para que no se peguen las albóndigas. 
Vamos dando forma a las albóndigas y colocándolas en las bandejas. Un truco para que no se nos peguen a las manos es mojárnoslas con agua, al tenerlas húmedas no se nos pegarán y le podremos dar forma fácilmente. Una vez que estén hechas colocamos la Varoma sobre el vaso de la themomix cerrado. Programamos 40 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.
Una vez hechas quitamos la Varoma, dejamos enfriar, quitamos la hoja de laurel y trituramos la salsa 1 minuto a velocidad progresiva 5-10, probamos para rectificar de sal.

Podemos servirlas tal cual con la salsa por encima pero a mí me gusta pasarlas a una tartera, echarles la salsa y darle un hervor para que cojan bien el sabor.

Hacer las patatas al microondas es lo más sencillo del mundo, eso sí, necesitaremos un bol de pirex con tapadera. Si no tienes puedes hacerlo en un bol apto para microondas y taparlo con papel film transparente. Yo lo hacía así al principio pero eso de poner plástico a una temperatura elevada junto a la comida no me parecía muy bien por mucho que te pongan que el film es apto para microondas.
Pelamos las patatas, las hacemos gajos o más finas como las patatas fritas tradicionales, las ponemos en el bol y le echamos sal, aceite y las hierbas aromáticas que hayamos elegido. Las removemos un poco, le colocamos la tapadera y metemos en el microondas unos 10 minutos más o menos.

Después servimos las albóndigas con las patatas y ¡a disfrutar!.

martes, 21 de abril de 2020

ESTOFADO DE PATATAS


En esta nueva etapa del blog quiero poner recetas tradicionales que se hacen en mi casa. No es que ahora vaya a descubrir la pólvora con ellas pero son las que, a pesar de experimentar otros tipos de cocina y productos, son las que siempre se repiten y caen por lo menos un par de veces al mes. Y sobre todo, como en más de una ocasión he dicho, quiero que mis niñas tengan el recetario familiar siempre a mano cuando sean mayores y quieran hacer algún plato. Yo de hecho todavía llamo a mi madre para preguntar por la receta de algunos platos...jejeje.
A mí este estofado me gusta con mucha verdura aunque se supone que debe tener más patatas que otra cosa pero como eso va en gustos, le puedes modificar la cantidad de verdura que no pasará nada. Mi madre recuerdo que le ponía un poquito de tocino y le echaba un trocito de chorizo pero eso era en tiempos donde el colesterol no había hecho acto de presencia en nuestras analíticas. Sin ellos queda igual de rico e incluso más ligero y digestivo así que ya cada cual lo haga como quiera.

INGREDIENTES:

- 500 gr de carne de ternera para estofado
- Un hueso de jamón
- 1 cebolla pequeña o media grande
- 4 dientes de ajo
- 1 pimiento verde
- 1 tomate
- 2 zanahorias
- 200 gr de habichuelas
- 3 alcachofas (en el de la foto no le puse pero me encanta el estofado con alcachofas y eso que de pequeña las odiaba)
- 4 patatas medianas 
- 2 hojas de laurel
- Unas hebras de azafrán
- Una cucharadita de pimentón de la Vera (el sabor ahumado del pimentón hace que parezca que tiene chorizo)
- Una cucharadita de cúrcuma (es opcional)
- Una cucharada de tomate concentrado (esto también es opcional pero le da un toque muy bueno)
- Un vasito de vino blanco
- Aceite de oliva
- Sal y pimienta

ELABORACIÓN:

Si no nos han troceado la carne en la carnicería la hacemos taquitos.
En un cazo ponemos a calentar agua para escaldar el hueso de jamón y quitarle las impurezas.
En la olla express ponemos un poco de aceite de oliva y ponemos a calentar. Salpimentamos la carne y echamos a la olla para dorarla un poco. 
Mientras tanto picamos la cebolla, el pimiento verde y quitamos la piel a los ajos. Cuando la carne está rehogada se los añadimos y volvemos a rehogar todo junto. Pelamos el tomate lo hacemos trocitos y también lo añadimos a la olla.
Pelamos y cortamos las zanahorias y las habichuelas y también las ponemos en la cazuela. Si vamos a poner alcachofas las limpiamos y añadimos.
Acabamos echando el hueso de jamón, las hojas de laurel, el pimentón, la cúrcuma, el vaso de vino, la cucharada de tomate concentrado, un poco de sal y cubrimos con agua.
Mientras rompe a hervir pelamos las patatas y bien se las ponemos enteras o hechas trozos grandes para que no se nos deshagan mientras se cuece todo.
Ponemos la tapadera y cerramos la olla express. Dejamos cociéndose unos 25 minutos a contar desde que la válvula empiece a silbar.
Luego apartamos y dejamos que baje la presión. Abrimos y probamos para rectificar de sal. Dejamos cocer de nuevo unos 10-15 minutos a fuego fuerte con la olla destapada para que trabe el caldo.
Dependiendo de si tenemos más o menos caldo y de si nos gusta más o menos espeso le añadiremos agua o no. A mi me encanta que quede con caldito.
Buscamos los ajos, que normalmente quedan en la superficie y los espachurramos un poco para que queden disueltos por todo el estofado.
Ya sólo queda emplatar y acompañar de unos encurtidos para disfrutarlo.