martes, 9 de febrero de 2016

COULANT DE CHOCOLATE


La primera vez que probé un coulant pensé que era el postre de chocolate más bueno que jamás había comido. Por aquellos tiempos buscabas la receta por internet y creo que te salían un par de opciones de búsqueda, así que imaginaros lo que ha llovido desde entonces. Pero yo tenía que hacerme con la receta fuese como fuese y gentilmente la repostera del restaurante me la dio. No cabía de gozo cuando cayó en mis manos.
Esta receta aunque no lo parezca es muy sencilla de hacer, la única dificultad es encontrar el tiempo de horneado justo para que el coulant no se desmorone al desmoldarlo o se quede seco por dentro.
Os doy unos cuantos consejillos para conseguirlo:
- Utilizar flaneras de 8 cm para hacer este postre. 
- Aunque sean antiadherentes untarlos bien con mantequilla y espolvorear con cacao para que no se nos peguen y se rompan al desmoldarlos.
- Meter la masa en el frigo o incluso congelarla antes de hornearla. 
- Si no tenemos mucho tiempo para hacer ésto podemos hacer "trampa" y meter en medio una trufa o un bombón para asegurarnos de que no se nos cuajará toda la masa. 
- Si preferimos que se quede más líquido por dentro y tenemos dudas de que se nos vaya a romper al desmoldar siempre podemos servirlo en el propio molde y problema resuelto.

INGREDIENTES:
Esta es la receta tal cual me la dieron en el restaurante:
- 5 huevos enteros
- 5 yemas de huevo
- 125 gr de azúcar              
- 250 gr de chocolate para fundir
- 250 gr de mantequilla
- 100 gr de harina

Esta receta es la que yo he adaptado para que no me sobren tantas claras (con estas cantidades salen unos 4-5 coulant):
- 4 huevos
- 75 gr de azúcar
- 150 gr de chocolate para fundir
- 150 gr de mantequilla
- 60 gr de harina

ELABORACIÓN:

Derretir el chocolate con la mantequilla en el microondas en intervalos de 30 segundos para que no se nos queme, también podemos hacerlo al baño maría.
Batimos huevos, con yemas (en caso de hacer la primera receta) y azúcar. Agregar el chocolate derretido con la mantequilla y a continuación mezclar con la harina tamizada.
Llenamos nuestros moldes previamente engrasados y espolvoreados con cacao. Dejar uno o dos centímetros sin llenar porque en el horno el coulant crecerá.
Metemos en el horno precalentado a 200º unos 8 minutos. Si hemos optado por congelar el coulant o meterlo en el frigorífico antes de hornear el tiempo sube a unos 12-15 minutos, deberéis practicar un poco con vuestro horno para cogerle el puntito.
Sacamos del horno y dejamos enfriar un par de minutos, con mucho cuidado desmoldamos y servimos calentitos. ¡A disfrutar!

miércoles, 3 de febrero de 2016

TIMBAL DE SALMÓN Y AGUACATE


¿Habrá mejor combinación que el salmón y el aguacate?. A mí me encanta. Y si encima lo ponemos bien presentado resulta de lo más apetitoso. Me hubiera gustado presentarlo sobre una cama de ensalada mezclum (esa que vienen lechugas de todos los tipos y colores) pero ese día no tenía en casa, así que aproveche parte del picadillo que lleva dentro para adornarlo.

INGREDIENTES:

- Un paquete de salmón ahumado de unos 150 gr
- 1 aguacate grande o dos pequeños
- 1/4 de cebolleta
- Medio tomate
- Una cucharada de alcaparras
- 4 ó 5 pepinillos en vinagre
-  Unas gotas de limón
- Aceite de oliva
- Sal




ELABORACIÓN:

Picamos en cuadritos la cebolleta y los pepinillos, ponemos en un bol. Picamos también las alcaparras por la mitad y agregamos al bol, mezclamos y reservamos parte de este picadillo para la decoración.
En ese mismo bol ponemos el aguacate hecho trocitos y el tomate pelado y picado.
Aliñamos con unas gotas de limón, sal y aceite de oliva. Removemos y reservamos.
Para montar el plato nos vamos a ayudar de un aro de emplatar o un molde tipo flanera.
Separamos las lonchas de salmón y disponemos sobre el fondo y paredes del aro de manera que sobresalgan un poco (pues luego habrá que cerrar el "paquete").
Lo vamos rellenando con el picadillo de aguacate presionando un poco para que quede bien compacto.
Una vez relleno todo el aro cerramos con el salmón a modo de paquete y retiramos el aro con mucho cuidado. Si vemos que el cierre no nos ha quedado muy bonito, con mucho cuidado le damos la vuelta y así quedará la parte de abajo arriba, que seguro queda más lucida.
Decoramos con el picadillo que habíamos reservado.

Si nos ha sobrado aguacate picado y salmón, que será lo más seguro, podemos hacer unas tostadas de pan y servirlo sobre ellas. Así también queda muy bien.

miércoles, 13 de enero de 2016

PERAS ESPECIADAS CON YOGUR



Esto más que una receta es una idea para un postre ligero pero riquísimo. Nunca os podréis imaginar lo rica que está esta combinación. Para que sea un postre llamativo tan sólo hay que esmerarse un poco en la presentación. Probadlo que os va a sorprender. Como podéis ver en la foto este postre formó parte de una de las comidas de esta Navidad.
A mí me gusta hacerlo con peras conferencia, que no estén muy maduras pues hay que cocerlas y se nos pueden hacer papilla. El yogur podéis elegir el que más os guste, normal, griego, sin azúcar, con azúcar de caña (éste es mi favorito, el que venden en el Lidl)

INGREDIENTES:

- 4 ó 5 peras conferencia
- 2 cucharadas de azúcar integral de caña (si no tenéis utilizad la normal, pero la integral le da un gusto acaramelado exquisito), si os gustan los postres dulces podéis poner más azúcar.
- Un anís estrellado
- 3 semillas de cardamomo
- Un palito de canela
- 4 yogures naturales (con o sin azúcar, a gusto del consumidor)
- Unos brotes de hierbabuena para decorar la copa

ELABORACIÓN:

Pelamos las peras, cortamos por la mitad y quitamos el corazón y la parte dura del tallo.
Las ponemos en una olla con el azúcar y las especias. Tapamos y dejamos hacer a fuego medio-bajo hasta que las peras estén blandas. ¡Ojo!, sin pasarse porque se nos pueden deshacer, es preferible que estén un poco "al dente". 
No pondremos nada de agua porque la propia pera irá soltando su jugo.
Una vez hechas dejamos enfriar y desechamos las especias. Después las cortamos en trocitos y vamos disponiendo en el fondo de unas copas o vasos bonitos, mejor transparentes para que se pueda ver el contenido. Ponemos también un poco del almíbar que ha soltado la pera. A continuación cubrimos con medio yogur cada copa y finalizamos decorando con las hojitas de hierbabuena.
¡Así de fácil y de rico!

viernes, 11 de diciembre de 2015

CARRILLERAS IBÉRICAS AL PEDRO XIMÉNEZ CON ARROZ PILAF


Hoy os propongo un plato fácil, con pocos ingredientes y encima está de lujo. Ideal para ponerlo en un día de fiesta o simplemente para disfrutarlo cuando nos apetezca. Lo he acompañado con arroz pilaf aunque también queda estupendamente con unas patatas fritas. El arroz pilaf es un acompañamiento ideal para cualquier plato, en especial para carnes.

INGREDIENTES:

- 1 kilo de carrilleras ibéricas (a poder ser)
- 1 cebolla hermosa
- 2 ajos
- Un puñadito de pasas
- Harina
- Un vasito de vino Pedro Ximénez
- Un vasito de vino Montilla-Moriles
- Aceite de oliva
- Sal y pimienta

Para el arroz pilaf:
- Un vasito de arroz basmati 
- Un vasito de agua (necesitamos igual cantidad de agua que de arroz)
- Media cebolla
- Un par de dientes de ajo
- Un puñadito de almendras (con piñones también queda muy bien)
- Un puñadito de pasas
- Un trozo de canela en rama
- 3 ó 4 semillas de cardomomo

ELABORACIÓN:

Si las carrilleras no vienen muy limpias le quitamos los restos de grasas y telillas. 
Picamos la cebolla muy menudita y quitamos la piel a los ajos.
Salpimentamos las carrilleras y enharinamos un poco. 
En una olla express ponemos un fondo de aceite y doramos las carrilleras. Una vez doradas sacamos y reservamos
A continuación, echamos la cebolla y ajos enteros y rehogamos hasta que estén pochaditos. Entonces ponemos las carrilleras, añadimos los vinos (podemos poner todo el vino de Pedro Ximénez, yo pongo la mitad para que no salgan excesivamente dulces) y las pasas. Echamos agua hasta cubrir las carrilleras.
Cerramos la olla y tendremos al fuego media hora desde que empiece a silbar la válvula. Lo tendremos a fuego medio-bajo. 
Abrimos la olla y comprobamos que la carne esté tierna, si no es así lo pondremos al fuego un poco más de tiempo. Si vemos que se nos ha reducido mucho la salsa agregamos más agua. Si por el contrario queremos la salsa más concentrada lo dejamos hirviendo un rato más con la tapadera quitada.

Para preparar el arroz pilaf lo primero que hacemos es lavar el arroz basmati un par de veces.
En una olla ponemos el agua con los ajos, el cardomomo, la canela y el arroz. Lo tapamos y ponemos a fuego medio-bajo. Dejamos hirviendo unos 12 minutos. Todo este rato sin destapar. Al cabo de este tiempo debe haberse consumido todo el agua.
Mientras tanto ponemos en una sartén un poco de aceite y doramos las almendras. Una vez doradas, sacamos y reservamos. En la misma sartén rehogamos la cebolla picadita. Echamos el puñado de pasas y por último las almendras fritas anteriormente. Mezclamos con el arroz basmati cocido, removemos un poco para que se integren bien los sabores y lo tenemos listo.

A la hora de servir ponemos en un aro de emplatar o en una simple flanera un poco de arroz. Desamoldamos sobre el plato y servimos con las carrilleras. ¡A disfrutar!


martes, 8 de diciembre de 2015

ROSCOS DE VINO




Hoy toca una receta de dulces navideños, ¡que se note que la Navidad está cerca!. 
Ya tenemos publicados los mantecados y alfajores y hoy os voy a deleitar con unos riquísimos roscos de vino. La receta es de mi amiga Ángeles que tiene una mano extraordinaria para los dulces (y lo salado también).
Este fin de semana hemos hecho en casa de mi madre estos roscos (y mantecados y alfajores también, ¡que no falten!). He de decir que hicimos la mitad de cantidad que Ángeles pone en su receta pero ya nos estamos arrepintiendo de no haber hecho el doble. Os digo esto para que os hagáis una idea de lo buenos que están y además es un dulce que dura unos cuantos meses sin problema ninguno.
¡Manos a la obra!

INGREDIENTES:

- 1375 gr de harina floja
- 125 gr de harina de fuerza
- 750 gr de manteca de cerdo
- 200 gr de almendras peladas
- 225 gr de azúcar glas + 1 kg para emborrizar
- 40 gr de ajonjolí o sésamo
- 4 clavos de especia (Ángeles le pone 2)
- 1 cucharadita de canela molida (Ángeles le pone media)
- 1/4 de vino dulce de Málaga (o cualquier otro que sea dulce)

ELABORACIÓN:

En una bandeja de horno ponemos las almendras, los clavos, y el ajonjolí y lo metemos en el horno a 200º, lo dejamos hasta que estén tostadas, unos 10 minutos aproximadamente.
Lo dejamos enfriar y trituramos con un robot de cocina.
Batimos un poco la manteca con la mano hasta que quede cremosa. Añadimos la manteca al triturado y también el azúcar y la canela.
Se mezclan y entonces echamos el vino y las harinas tamizadas. Mezclamos pero sin amasar en exceso, lo justo para que todo quede bien integrado.
Con la ayuda de un rodillo extendemos la masa entre dos papeles de hornear hasta que tenga un grosor de unos 6 ó 7 milímetros. Retiramos el papel de encima y vamos cortando los roscos con un cortador redondo o con un vaso de unos 6 centímetros más o menos. Con un cortador pequeño o con la boquilla de una manga pastelera hacemos el agujero central.
Colocamos sobre la bandeja de horno y horneamos a 180º con ventilador unos 10-12 minutos aproximadamente.
Dejamos enfriar antes de proceder a emborrizar con el azúcar glas pues se pueden romper.
Hacemos un primer emborrizado cuando estén casi fríos y cuando haya pasado un buen rato hacemos un segundo emborrizado.
¡Listos para comer! aunque mejor dejarlos reposar de un día para otro, cogen mejor los sabores.

domingo, 8 de noviembre de 2015

CARNE EN SALSA DE MAMÁ




Cuando era pequeña recuerdo que el menú de muchos lunes en mi casa era sopa de fideos y carne en salsa, mi madre siempre lo hacía con pollo. La carcasa y desperdicios los utilizaba para hacer el caldo de la sopa y la pechuga y muslos iban destinados a esta rica salsa. La carne de la foto es de lomo de cerdo, pero podéis hacerlo con cualquier carne que os apetezca.
Muy importante: tener a mano un buen trozo de pan porque esta salsa es de las que pide mojar hasta no parar.

INGREDIENTES:
- 750 gr de carne de lomo, jamón, cabezada, pollo,....la que queramos
- 1 cebolla
- 1 cabeza de ajos 
- 2 tomates
- 1 zanahoria
- 1 hoja de laurel
- 1 clavo
- Unos granos de pimienta negra
- Unas hebras de azafrán
- 1 pimiento rojo seco o una ñora (esto es opcional)
- Un vasito de vino (Montilla-Moriles a poder ser)
- Un poco de colorante amarillo 
- Un trocito de canela si queremos que la vecina huela, como decía mi abuela (esto también es opcional)
- Aceite de oliva 
- Sal

ELABORACIÓN:
En una cacerola ponemos un poco de aceite y sofreímos ligeramente la carne. 
A continuación, vamos echando a la cebolla cortada por la mitad, la cabeza de ajos, los tomates partidos por la mitad, la zanahoria, y todas las especias. 
Regamos con el vaso de vino y echamos agua hasta que se cubra la carne.
Dejamos al fuego hasta que reduzca a la mitad o hasta que la carne esté tierna.
Sacamos la cebolla, algunos ajos, los tomates, la zanahoria y el pimiento rojo seco y lo batimos con la batidora o lo pasamos todo por el pasapuré, como gustéis. 
Echamos de nuevo a la cacerola y dejamos que hierva unos minutos. Rectificamos de sal.
Servimos acompañada de unas patatas fritas o unas patatas panadera. 
¡Buen provecho!

viernes, 30 de octubre de 2015

OCHÍOS


¡Pero que ricos están estos bollitos!. A todo el que los prueba le transporta a los sabores de su infancia. Congelan la mar de bien así que siempre podéis tener un bocado tierno para merendar o para desayunar. Además están hechos con aceite de oliva lo cual es mucho más sano que cualquier bollería que compremos en el super.
Esta receta la he copieteado de mis amigas "Pipirrana", fue hacerlo una de ellas y enseguida surgió el "pipiantojo" (lo cual sucede bastante a menudo). Incluso Reme se ha atrevido a hacerlos con chocolate, ¡no os quiero ni contar como están!.
Por cierto, los ochíos son un dulce típico de Jaén, aunque también se llaman así unos bollitos con pimentón típicos de Úbeda y Baeza.

INGREDIENTES:

- 375 gr de agua templada
- 1 sobre de levadura seca de panadería (40 gr de levadura fresca)
- 125 gr de aceite de oliva virgen
- 125 gr de azúcar
- Un puñadito de matalahúva
- 1 huevo y una yema
- 1/2 cucharadita de sal
- 750 gr de harina
- Un huevo batido para pincelar los bollos
- Azúcar para espolvorear

ELABORACIÓN:

En primer lugar calentamos un poco el aceite y echamos la matalahúva dejándola infusionar hasta que el aceite se enfríe.
Si utilizamos levadura fresca la disolvemos en el agua templada, si utilizamos seca no es necesario, la añadiremos junto la harina.
Ponemos en un bol el agua con la levadura disuelta, el aceite con la matalahúva, el azúcar, el huevo y la yema, la sal, y la harina y amasamos todo hasta que quede una masa uniforme. 
Tapamos y dejamos que doble su volumen.
Después cogeremos porciones de la masa de unos 45-50 gr y hacemos bolitas.
Las disponemos sobre una bandeja de horno, pintamos con huevo batido y espolvoreamos con azúcar.
Las metemos en el horno precalentado a 180º unos 20 minutos.
Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
¡Buen provecho!