lunes, 10 de abril de 2017

ALCACHOFAS SALTEADAS


De pequeña odiaba las alcachofas, no había nada que me diera más repelús que encontrarme una hoja suelta de alcachofa por el estofado, la cazuela o cualquier plato que hiciera mi madre con ellas. Por suerte, los gustos cambian y ahora me chiflan así que hay que aprovechar la temporada de esta verdura para sacar el máximo partido de ella.

INGREDIENTES:

- 1 kilo de alcachofas
- 100 gr de jamón
- 1 cebolla
- 2 dientes de ajo
- una cucharadita de harina
- un vaso de vino blanco
- dos vasos de agua
- una cucharada rasa de harina
- limón para que no ennegrezcan
- aceite de oliva
- sal

ELABORACIÓN:

Limpiamos las alcachofas de sus hojas más duras y las ponemos en un cuenco con agua y zumo de limón para que no ennegrezcan.
Picamos la cebolla y los ajos.
Yo hago las alcachofas en la olla express por rapidez pero las podéis hacer en una olla normal.
Echamos un poco de aceite a la olla y sofreímos la cebolla y el ajo. Picamos el jamón a cuadritos y lo sofreímos también.
A continuación, ponemos una cucharada de harina y doramos un poco. Agregamos el vino y el agua, echamos las alcachofas y un poco de sal.
Cerramos la olla y contamos 15 minutos desde que empiece la válvula a silbar. Destapamos la olla y si vemos que nos queda mucho caldo las dejamos hirviendo un poco más hasta que la salsa adquiera la consistencia que más nos guste.
Si lo hacéis en una olla normal las dejáis hirviendo hasta que estén tiernas, si vemos que se evapora el agua agregaremos una poca para que no se queden muy secas, nos tiene que quedar una salsa espesita.
Servimos acompañadas de un buen trozo de pan porque esa salsa pide mojar pan.