jueves, 26 de febrero de 2015

PUCHERO DE COL




Antes de que nos abandonen los fríos días de invierno os dejo un plato bien contundente. Aunque os puedo asegurar que mi abuela María nos lo plantó más de una vez en pleno mes de agosto con 40º a la sombra y había que comérselo sí o sí. No echarse una siesta después era pecado mortal.
Como cualquier guiso de esta categoría puedes echar más o menos ingredientes en función de vuestro gusto. Al igual que dejarlo más o  menos espeso. En esta ocasión salió más bien caldosito (a mí me gusta más así) pero todo es cuestión de ponerlo un rato más a hervir para que evapore el agua o echarle menos agua desde el principio.

INGREDIENTES:
- Media col (unos 750 gr)
- 200 gr de habichuelas blancas secas
- 1 pimiento rojo seco
- 1 patata
- 1 cucharadita de pimentón dulce
- 500 gr de costillas
- Un trozo de masa de jamón o de paletilla (300 gr)
- Un hueso de jamón
- Un trozo de tocino ibérico
- Una morcilla
- Sal gorda (para salar la carne)

Para acompañar: una surtido de encurtidos

ELABORACIÓN:

La noche antes ponemos las habichuelas en remojo y salaremos la carne, para ello le echaremos un par de puñados de sal gorda y la metemos en el frigorífico.

En la olla express ponemos el hueso de jamón previamente escaldado para quitarle la suciedad que pueda tener, añadimos las judías blancas y también la carne que habremos lavado un poco para quitar el exceso de sal, no pondremos sal en ningún momento porque con la que tiene la carne es más que suficiente. Cortamos la col en trozos pequeños y la echamos a la olla. Añadir también el trozo de tocino y el pimiento rojo. Cubrimos con agua y cerramos la olla express, lo tendremos una media hora desde que empiece a silbar, o el tiempo necesario que vuestra olla requiera para que las habichuelas queden tiernas.
Una vez haya dejado de echar vapor abrimos la olla y echamos la cucharadita de pimentón y la patata troceada, dejamos hervir alegremente hasta que la patata esté cocida y el caldo haya espesado un poco. Lo probamos por si  necesitara un poco más de sal.
Mi madre hace la morcilla aparte para no añadir más grasas al puchero pero si no tienes problemas con las grasas échala a la olla para que se cueza.
Servir primero la col y las habichuelas acompañadas de unos encurtidos, si alguno es picante mejor.
Después servir la pringá con un buen trozo de pan para mojetear.........¡buen provecho!


5 comentarios:

  1. Estupenda receta Oli... Me encantan las coles y las habichuelas blancas!!
    Además, hechas a la manera tradicional, ole :)
    Besitos, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta es una de las recetas que siempre se han hecho en mi casa. Casi era un día festivo el día que se hacían.
      Besitos

      Eliminar
  2. Para mi más espesita porfi, me encantan los platos de toda la vida y nunca pongo peguitas, ni a 40º a la sombra jejeje.
    Muuuac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja.....marchando unas más espesitas para Ángeles!!.
      Besitos

      Eliminar
  3. Menos que mi hermana ha retomado el blog. Estábamos tod@s echandote de menos.

    ResponderEliminar