martes, 9 de febrero de 2016

COULANT DE CHOCOLATE


La primera vez que probé un coulant pensé que era el postre de chocolate más bueno que jamás había comido. Por aquellos tiempos buscabas la receta por internet y creo que te salían un par de opciones de búsqueda, así que imaginaros lo que ha llovido desde entonces. Pero yo tenía que hacerme con la receta fuese como fuese y gentilmente la repostera del restaurante me la dio. No cabía de gozo cuando cayó en mis manos.
Esta receta aunque no lo parezca es muy sencilla de hacer, la única dificultad es encontrar el tiempo de horneado justo para que el coulant no se desmorone al desmoldarlo o se quede seco por dentro.
Os doy unos cuantos consejillos para conseguirlo:
- Utilizar flaneras de 8 cm para hacer este postre. 
- Aunque sean antiadherentes untarlos bien con mantequilla y espolvorear con cacao para que no se nos peguen y se rompan al desmoldarlos.
- Meter la masa en el frigo o incluso congelarla antes de hornearla. 
- Si no tenemos mucho tiempo para hacer ésto podemos hacer "trampa" y meter en medio una trufa o un bombón para asegurarnos de que no se nos cuajará toda la masa. 
- Si preferimos que se quede más líquido por dentro y tenemos dudas de que se nos vaya a romper al desmoldar siempre podemos servirlo en el propio molde y problema resuelto.

INGREDIENTES:
Esta es la receta tal cual me la dieron en el restaurante:
- 5 huevos enteros
- 5 yemas de huevo
- 125 gr de azúcar              
- 250 gr de chocolate para fundir
- 250 gr de mantequilla
- 100 gr de harina

Esta receta es la que yo he adaptado para que no me sobren tantas claras (con estas cantidades salen unos 4-5 coulant):
- 4 huevos
- 75 gr de azúcar
- 150 gr de chocolate para fundir
- 150 gr de mantequilla
- 60 gr de harina

ELABORACIÓN:

Derretir el chocolate con la mantequilla en el microondas en intervalos de 30 segundos para que no se nos queme, también podemos hacerlo al baño maría.
Batimos huevos, con yemas (en caso de hacer la primera receta) y azúcar. Agregar el chocolate derretido con la mantequilla y a continuación mezclar con la harina tamizada.
Llenamos nuestros moldes previamente engrasados y espolvoreados con cacao. Dejar uno o dos centímetros sin llenar porque en el horno el coulant crecerá.
Metemos en el horno precalentado a 200º unos 8 minutos. Si hemos optado por congelar el coulant o meterlo en el frigorífico antes de hornear el tiempo sube a unos 12-15 minutos, deberéis practicar un poco con vuestro horno para cogerle el puntito.
Sacamos del horno y dejamos enfriar un par de minutos, con mucho cuidado desmoldamos y servimos calentitos. ¡A disfrutar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada