miércoles, 18 de enero de 2017

QUICHE DE ESPINACAS


Hoy os propongo una quiche de espinacas, deliciosa para una cena o para cualquier ocasión. Además la vamos a hacer con masa de hojaldre de las que venden en los supermercados así que la cosa ya es coser y cantar. También la podemos hacer con masa quebrada hecha por nosotros y si estamos perezosos incluso con la comprada.
Otra cosa que me gusta mucho de esta quiche, al igual que el pastel de brócoli y salmón, es que en vez de nata está hecho con yogur, con lo que es un poco más saludable y tendremos menos cargo de conciencia cuando nos lo comamos 😉.

INGREDIENTES:

- Una lámina de hojaldre
- Un puerro
- 400 gr de espinacas congeladas
- 100 gr de jamón serrano
- Un puñadito de pasas
- Medio vasito de vino blanco
- 2 yogures naturales sin azúcar
- 3 huevos
- Aceite de oliva
- Sal
- Pimienta y nuez moscada

ELABORACIÓN:

Cortamos en trocitos el puerro y el jamón. En una sartén con un poco de aceite rehogamos el puerro, cuando esté bien pochado añadimos el jamón. Removemos un poco y seguidamente le incorporamos el vino blanco.
Cuando el vino haya evaporado añadiremos las espinacas descongeladas y muy bien escurridas. Saltearemos un poco junto con el puerro y el jamón. Probamos de sal por si le hiciera falta una poca. Por último, fuera del fuego, le ponemos el puñado de pasas, removemos y reservamos.
Mientras se hace nuestro sofrito colocamos la lámina de hojaldre sobre el molde que vayamos a hacer la quiche. En mi caso la lámina de hojaldre era cuadrada y mi molde redondo pero le he ido recortando la parte sobrante y la he ido pegando a la parte que faltaba hojaldre.
Para luego desmoldarlo sin problemas es mejor poner un papel de hornear en el molde antes de colocar el hojaldre.
En el vaso de la batidora ponemos los huevos, los yogures, una pizca de pimienta negra y otro de nuez moscada, también un pellizquito de sal. Batimos para que quede todo bien mezclado.
Sobre el hojaldre distribuimos el sofrito de espinacas, luego le echamos el batido de yogur y huevos.
Metemos en el horno precalentado a 180º y lo tendremos unos 30 minutos o el tiempo necesario para que nuestra quiche quede cuajada por completo y el hojaldre adquiera un tono tostado.
Una vez hecho la dejamos enfriar antes de servir. La podemos comer fría o templada, como más nos guste.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada