viernes, 13 de marzo de 2015

TARTA DE MOKA



Esta tarta va dedicada a mi hermana, mañana es su cumpleaños y además es su tarta favorita. No hay cumpleaños que no me pide que se la haga. Supongo que le gustará tanto porque es una tarta que nos traslada a la infancia. Recuerdo cuando mi madre nos la hacía, me encantaba ver como removía la margarina Tulipan mientras echaba poco a poco el café hasta que quedaba todo bien mezclado. Aún se me viene a la mente el olorcito de esa mezcla, ¡que rico!. Y como tarta tradicional que es está hecha con galletas, aunque también la podéis hacer con bizcocho. 
En esta ocasión para hacer la crema de moka me he guiado por la receta de mi amiga Gemma. Si tenéis thermomix no podéis dejar de visitar su blog, os dará un montón de ideas interesantes.
Es conveniente que la hagáis en un molde desmontable si no queréis tener problemas a la hora de servir. Y al igual que la tarta pseudosacher gana con el paso de los días, lo que la convierte en una opción perfecta para cuando queréis tener preparada una tarta con antelación.


INGREDIENTES:

- 2 paquetes de galletas (o alguno más dependiendo de como dispongamos las galletas en nuestro molde)
- 1 vaso de leche (puede que necesitemos más leche dependiendo del tipo de galletas que utilicemos, las hojaldradas empapan más leche que las otras)
- Un chorrito de coñac

Para la crema de moka:
- 50 gr de agua
- 150 de azúcar
- 3 yemas de huevo
- 1 cucharadita de vainilla en pasta
- Una pizca de sal
- 200 gr de mantequilla a temperatura ambiente (o margarina Tulipán como usaba mi madre)
- 1 cucharada sopera de café soluble disuelta en una cucharada de agua

Para la cobertura de chocolate:
- 100 gr de chocolate (en este ocasión he utilizado uno con 70% de cacao)
- 100 ml de nata líquida

ELABORACIÓN:

En primer lugar preparamos la crema de moka. En este caso lo he hecho en la thermomix.
Ponemos en el vaso el agua, el azúcar y la vainilla y programamos 6 minutos, 100º, velocidad 2.
A continuación echamos las yemas y una pizca de sal y programamos 3 minutos, 90º, velocidad 4. Incorporamos la cucharada de café disuelta en agua, programamos 10 segundos, velocidad 4.
Ponemos esta crema en un recipiente y esperamos hasta que esté completamente fría.

Si no tenemos thermomix, ponemos todos los ingredientes en un cazo y ponemos a fuego suave removiendo constantemente hasta que adquiera cierta de consistencia. 

Con unas varillas eléctricas o manuales batimos la mantequilla hasta que esté cremosa y añadimos poco a poco nuestra crema de moka hasta que todo esté bien integrado. Si no se queda lisa y totalmente integrada no pasa nada, cuando la pongamos en la tarta no se va a notar.

Procedemos a montar la tarta. 
Mojamos las galletas en la leche aderezada con el coñac, lo justo para que queden un poco empapadas pero que no se deshagan y vamos disponiéndolas en nuestro molde, tendremos que cubrir todo el fondo, si nos quedan huecos vamos partiendo galletas y rellenando todos los huecos.
Ponemos la mitad de la crema y distribuimos por nuestra capa de galletas. Volvemos a cubrir con otra capa de galletas. Ponemos el resto de crema que nos queda. De nuevo ponemos galletas.

Ahora hacemos la cobertura de chocolate, calentamos la nata hasta que hierva. Echamos el chocolate troceado y removemos hasta que esté bien mezclado. Cubrimos con ésto la última capa de galletas. 
Metemos en el frigorífico hasta que endurezca la cobertura de chocolate y lista para servir aunque, como os he dicho, mejor hacerla de un día para otro.




17 comentarios:

  1. Ayyy mi querida hermana cuanto me mima. Pues si, todos los años le pido que me la haga porque me parece que está riquísima y es tan fácil de hacer!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí me encanta hacertela siempre que pueda.

      Eliminar
  2. Rica, rica, rica.....felicidades a tu hermana!!!! Voy a hacerla, ya te contaré...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una tarta de las de toda la vida. Verás como te gusta.
      Besitos

      Eliminar
  3. Esta tarta es de tiempo remotos pues en casa de la abuela se hacia,lo que pasa es que poco duraba porque estaba riquisimaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero hace siglos que no la haces y nunca me saldrá igual que la tuya.

      Eliminar
  4. No me gustsria esperar al próximo cumpleaños para poder degustarla de nuevo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aquí tienes la receta, cuando quieras te la puedes preparar tu misma.....jeje

      Eliminar
  5. Afu! Esa cremita de moka debe estar de no parar! Me imagino lo buena que debe estar la tarta. Ya veo que a tu hermana le flipa! jejejej

    Un besote guapa! Qué me alegro que hayas cogido carrerilla con el blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me comprometo a llevarla en la próxima pipimerienda que tengamos. Además hace mucho tiempo que no quedamos para hacer una merienda como dios manda, con operación tupper incluida....jejeje.
      Besitos

      Eliminar
  6. hola, a ver si la próxima vez que vengáis a Granada me enseñas a hacerla. Saludos

    ResponderEliminar
  7. Hooola, llevo unos días con antojo de tarta de moka (si es que no puedo pasarme por aquí, todo me gusta, jajaja) pero no me atrevo a hacer la crema de moka con huevo crudo. ¿Alguna sugerencia? Si puedes dime por qué sustituyo las yemas o bien dime otra receta de crema sin huevo. Todo sea por saciar mis antojos, jajajajja. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja.. Inma la yema no va cruda, se cuece a 90º y se hace como una crema pastelera ligera. Así que la puedes hacer sin temor alguno.
      Besitos

      Eliminar
    2. Jajaja.. Inma la yema no va cruda, se cuece a 90º y se hace como una crema pastelera ligera. Así que la puedes hacer sin temor alguno.
      Besitos

      Eliminar